viernes, 21 de enero de 2011

Reflexión del día

La educación debe servirnos para aprender a vivir siendo felices, pero la condición humana tiende a arrastrarnos por los caminos más complicados y más difíciles de transitar. Por eso necesitamaso educar nuestras emociones, nuestros afectos y valorar realmente qué es lo importante de la vida para convertirnos en seres más comprensivos y llenos de valores que nos ayuden a construir una sociedad más justa, pacífica y solidaria.

Este sentido de la vida le resume muy bien la siguinte frase:

“Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces; pero no hemos aprendido el sencillo arte de vivir juntos como hermanos”

MARTÍN LUTHER KING

Desde el imponente Machu Pichu el mundo se ve diferente. Allí se siente una energía especial y te hace pensar qué la vida del hombre ha superado las más hostiles situaciones cuando un pueblo se lo ha propuesto.