viernes, 27 de enero de 2017

El Instituto Escalae en Colombia: Presentación del Simposium Internacional de Práctica Reflexiva.


Presentación de la investigación que ahora iniciamos sobre “Desarrollo docente y Práctica Reflexiva” cuyas conclusiones serán presentadas en el Simposium Internacional de Práctica Reflexiva que se  celebrará en Buenos Aires los días 25 y 26 de septiembre de 2017. La organización del evento correrá a cargo de Práctica Reflexiva y la Universidad de San Andrés de Buenos Aires.

Con tal motivo, como miembro del comité científico del Instituto Escalae, tuve la oportunidad de presentar dicha investigación y algunas de las soluciones educativas que ofrece el Instituto Escalae, en diferentes instituciones educativas de la ciudad de Buga, Valle del Cauca, Colombia.

El viernes día13 de enero, a primera hora de la mañana, hicimos la presentación en la Institución Ciudadela Educativa Académico, en ella estuvieron presentes en torno a ochenta docentes.

Esa misma mañana, tuvimos la ocasión de realizar la presentación en la Institución Educativa Narciso Cabal Salcedo, a la cual asistieron unos veinticinco docentes.



El lunes 16 de enero, fue la presentación a los docentes de la tarde de la Institución Educativa “La Gran Colombia”.


El sábado 21 de enero, a las 7 de la mañana, nos ofrecieron un espacio importante en la Institución Liceo de los Andes, para presentar no solo el proyecto de investigación sino también algunos aspectos esenciales de los planteamientos de Escalae System. Asistieron los docentes dela institución.

Además, el próximo día 10 de febrero la intervención será en el marco de una jornada de reflexión que llevará a cabo la Asociación de Coordinadores Pedagógicos de la ciudad de Buga, durante la cual la intervención se centrará en la ponencia “Liderazgo pedagógico para la calidad de la gestión educativa”.

En cuanto al trabajo que presentamos, y que ahora iniciamos, se enmarca en la línea de investigación, desarrollo e innovación del Instituto Escalae para ofrecer servicios y herramientas dirigidas a mejorar la calidad de la enseñanza y el aprendizaje; entendiendo que, la mejora de la formación profesional docente en ejercicio, es  el factor más decisivo para lograr avances significativos y poder innovar la práctica profesional, así como para mejorar los resultados de los estudiantes. Todo ello lo realizamos, con el fin de dar la mejor respuesta educativa a las necesidades formativas de cada contexto y, así, poder alcanzar las metas educativas que las instituciones educativas tienen en sus proyectos institucionales.

Por tratarse de una investigación cualitativa, se ha invitado a la participación a docentes que estén comprometidos con el desarrollo profesional docente y tengan la mejor disposición a implicarse en un proceso de reflexión, narración de su práctica actual, realizar una formación sobre desafíos docentes (según sus intereses), a través de la plataforma de formación docente online TeachersPro, para finalizar con una valoración del proceso realizado a través de alguna técnica de Práctica Reflexiva, que nos permita lograr, entre otros, los siguientes objetivos:
  • Identificar el impacto que tienen los cursos TeachersPro, aplicando el modelo de Práctica Reflexiva, en los docentes en ejercicio.
  • Conocer las fortalezas y las debilidades que tienen los cursos en la formación teórico práctica de los docentes en activo.
  •  Indagar en los beneficios que tiene la práctica reflexiva como estrategia de aprendizaje y autoformación docente.
  • Aprender sobre cómo aprenden los docentes en ejercicio.
  • Mejorar los contenidos de los cursos de TeachersPro.
Desde este espacio, queremos agradecer a todos los docentes que voluntariamente se ha comprometido con la investigación por su tiempo, su esfuerzo y sus aportaciones. Hasta el momento tenemos participando docentes tanto de España como de Colombia.
Estamos seguros que las conclusiones nos iluminarán el camino para poder ofrecer desde el Instituto Escalae mejores soluciones a la comunidad docente internacional.

Si llegaste leyendo hasta aquí, tienes interés por seguir aprendiendo a partir de la reflexión sobre tu práctica docente y te interesara participar en la investigación, envíame un email a la dirección que aparece más abajo y te haré llegar toda la información y las condiciones de la participación. No importa del país que seas, ni el nivel educativo en el que enseñes. Incluso si tu lengua es el inglés. En todos lo casos podrás participar.

Para cualquier inquietud sobre el tema nos podéis escribir a: pnavareno@escalae.org

martes, 10 de enero de 2017

¿Qué merece la pena ser enseñando y aprendido en la escuela del siglo XXI?

El papel de la escuela se ha visto sometido siempre, pero, especialmente en los últimos tiempos, a grandes presiones, fruto de los intereses sociales, políticos, económicos,  y corporativos, además de a los cambios y avances del conocimiento, producidos en todos los órdenes de la vida. Su original función de enseñar a leer, escribir y calcular, para el manejo de máquinas y el desempeño de un trabajo o profesión para toda la vida, está lejos de ser suficiente para un alumnado como el actual que cambiará varias veces de trabajo y si no lo hace, desde luego cambiará la forma de llevar a cabo su profesión. Consecuencia de ello, la escuela de nuestros días se enfrenta a la incertidumbre de tener que enseñar y formar a personas que actualmente no sabemos muy bien la formación que realmente necesitarán cuando sean adultos. Pero sí sabemos que en torno al 65% de los estudiantes que hoy transitan por nuestras aulas trabajarán en profesiones que todavía no existen y, por tanto, menos aún sabemos qué formación necesitarán para su desempeño.

Por otro lado, la opinión pública recibe, constantemente, mensajes contradictorios, confusos y poco realistas de lo que sucede y se aprende en las escuelas. La publicación de los resultados de pruebas nacionales e internacionales crean un ambiente de desconfianza y desprestigio hacía la institución escolar y el profesorado que poco tienen que ver con la realidad de lo que se vive y sucede en las aulas. Pues la complejidad que ha tenido siempre enseñar y aprender, se ha visto aumentada exponencialmente gracias al vertiginoso mundo cambiante en el que vivimos. Los avances logrados en el mundo de la ciencia y las tecnologías, que nos sorprenden y conocemos un día sí y otro también, están produciendo una ingente cantidad de información que se duplica cada tres o cuatro años; por lo que cada vez será menos razonable pensar en que se enseñe y aprenda en las escuelas un compendio de lo que se considera más importante, por lo que será necesario proponer un nuevo paradigma educativos que busque el desarrollo de personas que puedan aprender a lo largo de la vida, para así poder responder a las cambiantes demandas personales, sociales y laborales a las que tendrán que enfrentarse.

En ese contexto, parece que lo más necesario que debemos enseñar a los estudiantes, es un conjunto de conocimientos, habilidades, estrategias, actitudes, valores, principios éticos y morales que tengan una aplicación universal en cualquier tipo de contexto y necesidad.

Por tanto la idea de contenidos curriculares tal y como todavía hoy aparecen en muchos libros de texto escolar, o la forma en la que nos enseñaron a los menos jóvenes, que hoy tenemos la responsabilidad de enseñar, ya ha dejado de tener sentido. Pero tampoco consideramos que sea buena idea, recurrir a la improvisación y la ocurrencia de sustituir o aplicar nuevos modelos sin que cumplan los requisitos necesarios, pues no será útil someter a la sufrida educación a cualquier experimentación pseudoinnvadora que no haya sido avalada por el conocimiento científico y la evidencia de su éxito en la práctica. Pues solo es necesario asomarse a los medios de comunicación para conocer experiencias educativas de dudosa calidad, pero que sus protagonistas venden como la panacea de la educación.

--> En conclusión tendríamos que convenir en afirmar que la revisión de curriculum de la escuela del sigo XXI debe ser sometida a examen riguroso para sentar las bases de un nuevo modelo, superador de conocimientos estables y permanentes, para sustituirlo por un conocimiento dinámico, abierto, flexible y en constante evolución-adaptación, asentado sobre un modelo de enseñanza y aprendizaje que ponga el acento en potenciar las cualidades naturales del hombre, desarrollando la capacidad del pensamiento eficaz, en el marco de un modelo de sociedad y sistema de producción estable y justo, en el que el bien común sea el gran objetivo, dentro del respeto universal a los derechos humanos. 

domingo, 8 de enero de 2017

lunes, 2 de enero de 2017

Un buen deseo para el año que empieza: Encontrar sentido a la vida.


Al final del otoño de 2015, también en el otoño de su ya dilatada vida de 85 años, ella sufría un ictus que la dejaba postrada en una silla de ruedas, como una gran dependiente de los demás. Paradójicamente ella que se había pasado su vida sirviendo a todos los que compartíamos la vida de familia y renunciando a todo lo propio en beneficio nuestro, y, además de todo ello, tenía que sufrir aquello por lo que tanto había rezado siempre para no vivir. Por circunstancias que no vienen al caso, he tenido ahora la ocasión de poder visitarla casi a diario, especialmente vamos a la hora de las comidas, pues hemos descubierto que además de acompañarla, colaboramos a que coma un poco mejor, pero no solo ella sino también echamos una mano a los que comen en la misma mesa, pues las chicas que allí trabajan, están desbordadas atendiendo a demasiadas personas que lo necesitan. Son personas mayores en situación de dependencia, desafecto y, en no pocos casos, de abandono, que se les nota de un modo muy especial. El otro día comentaba alguna de ellas, incluso en sus delirios seniles, que el mejor regalo que podían hacerle, por estas fechas y siempre, era una visita.

Los mayores regalos que nos da la vida no se pueden comprar, son inmateriales, por ello, posiblemente, una de las acciones más hermosas de nuestra existencia y que más nos reconforta y nos hace sentir como personas, es atender a los desvalidos, servir a quien no puede hacer las cosas por sí mismo. Y, no digamos si esa persona que ahora necesita que la atiendas, te dio la vida y te cuidó durante años para que no te faltase nada de lo que ella pudiera darte.

La existencia humana es, en cierto modo, un suceder de hechos y decisiones que discurren en el espacio y en el tiempo, concatenando un peregrinar por caminos que se abren y se cruzan, sin tener nunca claro cuál debemos seguir.  De tal manera sucede que la genética, esa predisposición natural de ser y actuar se va desarrollando en un ambiente, próximo y lejano, para que así se vayan configurando definitivamente nuestras vidas. Vidas que en demasiadas ocasiones se pierden en el piélago de los deseos materiales que nos rodean, en los edenes que la nuevo, lo flamante, lo que lo recién adquirido nos promete antes de tenerlo  y que, una vez estrenado y poseído, se desinfla como un globo pinchado, salvo que la mesura y la sensatez que debemos haber adquirido de nuestros mayores, nos haga ser capaces de que solo tengamos aquello que verdaderamente necesitamos, porque nos va a reportar beneficios y servicios útiles. Para que, en ese caso, el disfrute se prolongue en el tiempo y los niveles de satisfacción, por su tenencia, sean casi permanentes.

El instrumento más poderoso del que disponemos los humanos para encontrar sentido a la vida es la educación, gracias a ella podemos desarrollar aquellas predisposiciones genéticas que nos ayudaran a ser y tener una vida más digna, siendo capaces de encontrar sentido a nuestras acciones y a mantener el rumbo en busca de la felicidad, dándonos a los demás y, de ese modo, encontrando el verdadero sentido a nuestra existencia.

Su has llegado hasta aquí en la lectura, gracias y que tengas un año especialmente rico en lo inmaterial, de satisfacciones y felicidad por haber lo grado crecer como persona, proporcionando amor y felicidad a todos los que te rodean con tus acciones u omisiones. Que tengas un año colmado de tus mejores deseos cumplidos.