domingo, 30 de noviembre de 2014

Retórica, buenos deseos y realidad: educación en Latinoamérica. El desafío de la equidad y la calidad


RHETORIC, BEST WISHES AND REALITY: EDUCATION
IN LATIN AMERICA. THE CHALLENGE OF EQUITY
AND QUALITY
Pocas facetas de la vida del ser humano tienen tanta influencia en la felicidad de las personas como la educación que reciben desde la más tierna infancia. Vivir en una familia que potencia lo mejor del ser humano, en medio de un cálido convivir, dentro de un ambiente de respeto y de buenos modales, que tiene su continuidad en una escuela verdaderamente formadora, es el mejor caldo de cultivo para lograr una sociedad justa y pacífica. Pues los grandes valores de la vida se aprenden cuando se viven, la fuerza del ejemplo, practicando lo que pretendemos enseñar, tiene más fuerza que ningún otro método de enseñanza. Pero los medios de comunicación, la incorporación de la mujer al mercado laboral, etc., están transformando la organización social, no sólo de la familia, sino también de la sociedad en su conjunto. Nuevos valores, el estrés creado por la necesidad de trabajar más para poder tener un poco más, por ejemplo, son circunstancias que nos abocan una necesidad desenfrenada de vida que nos hace olvidar el verdadero sentido que debería tener y a una educación que lucha contra molinos de fabricar dinero, sin escrúpulos ni ética, difíciles de doblegar.

Aquí en Latinoamérica, es bien palpable toda esta lucha por la supervivencia, la influencia de la pobreza en la educación y la sanidad, la enorme brecha que separa los estratos sociales, ricos y pobres, el desaforado control burocrático y hegemónico de los grandes poderes económicos y de la administración pública, todo ello sobre una población demasiado buena y conformista que resignada aguanta hasta límites insospechados, soportando interminables colas para realizar la gestión más simple y necesaria. En fin para no cansar más decir que, cualquiera que conozca la realidad, sabe que lo que aquí recogemos es sólo una mínima parte de la realidad.

Por tanto, cualquier planteamiento que luche por la mejora de la situación y superación de la extrema pobreza en la que vive un gran número de familias de esta parte del mundo, que no disponen del mínimo necesario y que, gracias a las políticas actuales, en la mayoría de los países, las diferencias son cada vez mayores, será bienvenido.

Ofrecer una educación de calidad, pero sobre todo, cada vez con más equidad, será el mejor camino para avanzar hacia una sociedad en la que "vivir" sea una realidad que merezca la pena para todos.

Aquí os dejo por si fuera de vuestro interés un número de la revista RELIVE (Revista ELectrónica de Investigación y Evaluación Educativa)

El presente artículo analiza el rol estratégico que juega el vector educativo en el alivio de la pobreza en el escenario actual. Para ello se articula en tres apartados: en primer lugar analiza cuáles son las acciones que surgen desde los organismos internacionales más significativos en la lucha contra la pobreza para pasar, en segundo, a revisar cuáles han sido, durante en la década de los años noventa, los discursos subyacentes a las reformas educativas, así como los tópicos emergentes de atención e interés dentro de las mismas.
Finalmente, en la tercera parte, se plantea cuál es el estado de la cuestión que gira en torno a la pobreza en Latinoamérica y cómo está afectando a la educación, al recorte en gastos sociales, a la situación de un creciente subempleo, a la vez que el origen sociocultural y familiar supone un fuerte condicionante. A la vista de estos resultados, la conclusión aborda las propuestas educativas que reaccionan críticamente y se encaminan a una mayor sensibilización y concienciación sobre estos últimos problemas, coincidiendo con las directrices de evaluación de los planes de `Educación para Todos´.

Para más información haz clic aquí.