viernes, 14 de marzo de 2014

Pobreza, educación y riqueza

Es llamativo ver como países con tantos recursos naturales como Colombia, sin embargo, son explotados por un llamado orden internacional y por la propia mentalidad de sus gentes. Aquí la brecha entre ricos y pobres está siendo reducida lentamente a nivel general, sin embargo en las zonas rurales la pobreza alcanza a la mitad de la población y creció el último período, todo ello de acuerdo al índice GINI (Wikipedia:  El coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país, pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. El coeficiente de Gini es un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad (todos tienen los mismos ingresos) y donde el valor 1 se corresponde con la perfecta desigualdad (una persona tiene todos los ingresos y los demás ninguno).).

Como se puede apreciar en el vídeo que os adjunto más abajo, son los propios colombianos, como nadie, quienes describen su país. Por ello os invito a ver un magnífico trabajo, didáctico y bien planteado para saber un poco más sobre este país.

Quizá, aquí los sectores que valoran la educación son aquellos que saben de su importancia (y pueden comprarla), mientras que los sectores más desfavorecidos, que no han tenido en general buenas experiencias educativas en su vida y que viven en un círculo de carencias culturales básicas y pobreza, a pesar de la inmensa riqueza natural de su país, hace que, un buen número de ellos, vivan en unas pésimas condiciones.

Sólo un sistema educativo público y gratuito que ofrezca calidad y equidad, es decir, que ofrezca más ayuda  a quienes más lo necesitan, podrá operar una transformación económica y social, que un día pueda mejorar el reparto de su riqueza.

Pincha aquí para ver el vídeo