sábado, 9 de julio de 2011

Facundo Cabral ya nunca más morirá, sólo será éxito permanente.

 

Reflexionemos hoy sobre la vida, que es la educación, y lo que realmente somos, vivimos e importamos.
La avaricia y los faltos de principios, los que no tuvieron la ocasión de conocer seguramente la educación y desde luego no fueron educados, se lo llevaron para siempre, nos quitaron el hombre, pero afortunadamente nunca nadie podrá llevarse las emociones que nos producen sus versos, su voz profunda, su poesía destilando esencias de afectos de amor y toda su inmensa humanidad dialogante y precisa, capaz de retratar musicalmente cualquier sentimiento de forma tan excelsa.

Aquí puedes ver algo sobre su vida.

Que pena da vivir días como cuando se llevaron a John Lenon, Victor Jara, etc. y a otros no menos ilustres que se los llevó la vida misma.

Por si Facundo no tenía suficiente notoriedad, la vil forma de su muerte aún lo aupará más y lo hará sonar en el mundo entero.

Desde aquí le hacemos un homenaje a la inteligencia, a la creatividad, a  la sensibilidad hecha canción y armonía. Queremos agradecer tanto saber sobre la vida, tan sencilla y sabiamente expresada. Escucha aquí algunas esencias de su verso y su pensamiento sobre la vida.

Más Cabral: