jueves, 8 de marzo de 2018

Práctica reflexiva en la formación profesional del docente


Para mejorar la formación inicial y permanente de los docentes, el profesor y codirector de la Cátedra Escalae de Innovación Educativa de la Universidad de Málaga, plantea que es necesitamos repensar, cuáles deben ser las finalidades de la educación en este mundo tan dinámico, interconectado y global, estableciendo qué habilidades deben tener los profesionales docentes para lograr los objetivos que se proponen que alcancen los estudiantes. Para este autor el mejor sistema de formación docente se produce a partir de la reflexión crítica y sistemática sobre la práctica, retroalimentada por el conocimiento que la comunidad científica aporta, en cada momento y contexto, relación con la materia y la forma en la que se debe enseñar y aprender.


El contexto actual

Vivimos en un mundo, en el que como propone Bauman en su dilatada obra, ya nada es permanente, duradero y firme (sociedad sólida), sino que todo se ha vuelto fugaz, cambiante e inconsistente (sociedad líquida). En cuanto a la educación no es necesario decir que ya no tiene sentido el lanzar conocimientos a los estudiantes para que e`stos los adquieran, pues el aprendizaje bancario tan criticado por Freire, hace mucho dejó ser útil a las personas y a la sociedad, ya que hoy las necesidades formativas deben dirigirse al desarrollo y adquisición de habilidades, competencias básicas que implican desarrollo de capacidades humanas que permitan a los individuos vivir y dar la respuesta adecuada a un mundo de cambios vertiginosos y lleno de incertidumbres.
Por otro lado, en ese contexto, la búsqueda de respuestas a la formación profesional del docente nunca fue tan dinámica y estuvo tan necesitada de ser a lo largo de la vida, por lo que adquirió la gran importancia que ahora tiene. Las causas de todo ello tendríamos que buscarlas, además de lo anteriormente dicho, en los estudios internacionales sobre el profesorado como TALIS (Teaching and Learning International Survey), las evaluaciones internacionales como PISA (Programme for International Student Assessment), y otras pruebas como LLECE, TIMM, PIRLS, etc.



Para leer más

Artículo completo.