sábado, 20 de abril de 2013

IV Encuentro de Comunidades de Aprendizaje de Extremadura



 Éxito escolar para todos: participación y evalucación en comunidades de aprendizaje.

El sábado 13 de abril celebramos en el Centro de Profesores de Mérida nuestro encuentro anual. Como en todas las ocasiones, es un momento muy especial para todos los miembros del equipo de comunidades de aprendizaje de Extremadura y todos aquellos que nos quieren acompañar a aprender y compartir experiencias y conocimientos.
Después de algunos años de trabajo y ya lejanos los primeros sueños y todo lo que conlleva el inicio de esta maravillosa experiencia, en esta ocasión queríamos profundizar en la “evaluación y la
participación” de las experiencias tenidas.
Para ello contamos con la presencia de María Padrós , del CREA (Centro de Investigación en Teoría y Prácticas Superadoras de Desigualdades. Universidad de Barcelona).

La vida ofrece muchos alicientes, personales y profesionales, todo depende de la capacidad que tengamos de identificarlos. Dicen los expertos que a todas las personas nos suelen pasar las mismas cosas, la diferencia reside en la forma en la que cada uno las afrontamos.

Los centros educativos suelen encontrar en su día a día problemas y situaciones muy similares, la gran diferencia de la educación que alcanzan con sus alumnos, depende, justamente, de la forma en la que cada uno afronta el día a día.

La participación escolar en España se ha venido planteando desde la norma y, en la mayoría de los casos, aún se viene haciendo en la práctica, con un modelo muy alejado de lo que debe ser. Los padres y representantes de los ayuntamientos son invitados a aceptar nuestras propuestas, pero sin implicación ni participación directa en la toma de decisiones, así con el paso del tiempo se ha llegado a una situación de escasa participación e implicación en la vida de los centros. Buena muestra de ellos es el problema que se tiene en muchos casos para encontrar candidatos voluntarios para formar parte de los consejos escolares.

En comunidades de aprendizaje se crean las condiciones de una participación directa y una gran implicación de los padres, voluntarios, miembros de otras organizaciones, etc.,  como lo pusieron de manifiesto todos los familiares y voluntarios que participaron en nuestro encuentro. Para los que no hayan visto ni oído la gratitud de los padres por abrirles las puertas a la participación en la educación de sus hijos y en la vida del centro, sólo tienen que asomarse a un centro que sea comunidad de aprendizaje.

El segundo asunto que ocupó nuestro encuentro fue la evaluación, no menos importante.

En general en los centros entendemos la evaluación como el proceso de valoración que hacemos los profesores de los alumnos en relación con las materias que estudian. Esta es una forma absolutamente insuficiente e inadecuada de entender un instrumento de tanto valor y utilidad cuando se aplica adecuadamente.
La evaluación debe entenderse desde una perspectiva de implicación de todos los sectores participantes de la comunidad educativa. Todos aportan y todos deben valorar los resultados que obtenemos. La utilización de la autoevaluación, la heteroevaluación y la coevaluación es garantía para el desarrollo de habilidades de desarrollo personal. La evaluación que no arroja información fiable y relevante sobre los procesos y resultados que obtenemos y la mejora de la escuela es evaluación inútil. Por tanto en comunidades abogamos por una evaluación participada por todos los miembros de la comunidad educativa.