sábado, 19 de junio de 2010

Educación y evaluación

Es curioso lo difícil que resulta ser coherentes en la vida. Cada día aparecen nuevos datos sobre resultados escolares y cuando intentamos comprender o analizar qué nos aportan, para qué nos pueden servir esos datos, o lo que es peor, con qué finalidad se han realizado y se hacen públicos, descubrimos que la educación no importa, sino los resultados fundamentalmente económicos que de ellos puedan derivarse.

Otro día profundizaremos un poco más, mientras se puede hacer una lectura crítica del resultado de la primera evaluación de diagnóstico que se acaba de publicar en España aquí