sábado, 30 de enero de 2010

Ser educador

La vida es un largo camino lleno de elecciones que trazan las líneas de nuestro existir, las encrucijadas nos acechan a cada paso, la educación nos ayuda a elegir, pero el verdadero sentido de la educación se asienta en muchas concepciones de la vida.

Educar es más que transmitir conocimientos, es más que ayudar a caminar, es dar lo mejor de sí para conformar la personalidad del otro.

Educamos más con nuestras actitudes y comportamientos que con lo que decimos. Tus hijos aprenden de ti por la trayectoria de tu vida, la creencia en las palabras, si son huecas tienen siempre un final, la frustración y la decepción, los hechos tienen un lenguaje más preciso.

Si quieres ser educador empieza a amar al educando, después todo es más fácil.