martes, 19 de febrero de 2019

Recursos para escribir

Para mejorar la escritura.

 

20 libros gratis en PDF sobre Redacción


#01. Guía educativa de redacción para estudiantes (leer aquí)
#02. Redacción y edición de documentos (leer aquí)
#03. Manual de redacción científica - Escritorio Académico UNAM (leer aquí)
#04. La redacción: concepto, características y sus fases(leer aquí)
#05. Manual de redacción de escritos de investigación (leer aquí)
#06. Manual de lectura y redacción (leer aquí)
#07. Redacción y edición de documentos  (leer aquí)
#08. Manual de redacción e investigación documental (leer aquí)
#09. Redacción y estilo: guía orientativa (leer aquí)
#10. Ortografía de la Lengua Española (leer aquí)
#11. Nueva edición de la Ortografía - Real Academia Española (leer aquí)
#12. Redacción de Documentos Administrativos (leer aquí)
#13. Taller de Lectura y Redacción (leer aquí)
#14. Manual de redacción para las referencias bibliográficas (leer aquí)
#15. Introducción a la redacción académica (leer aquí)
#16. Iniciarse en la redacción universitaria (leer aquí)
#17. A escribir se aprende escribiendo (leer aquí)
#18. Redacción moderna y ortografía práctica (leer aquí)
#19. Lectura fácil: Métodos de redacción y evaluación (leer aquí)
#20. Redacción periodística (leer aquí)
  Te puede interesar:   27 libros gratis en PDF para mejorar tu Ortografía

miércoles, 6 de febrero de 2019

Educar para la vida

 "Quién recibe una idea de mí, recibe instrucción sin disminuir la mía; igual que quién enciende su vela con la mía, recibe luz sin que yo quede a oscuras".
Thomas Jefferson

Es sabido que desde el inicio de nuestra existencia, vamos conformando nuestro ser, vamos configurando nuestra manera de ver el mundo y la vida, todo ello sobre una base que la genética ha creado.
Primero los padres, luego la familia, después la escuela y por último la sociedad, son el caldo de cultivo en el que progresivamente vamos conformando nuestro ser personas.
Seguramente las dos esferas más decisivas sean la familia y la escuela, pero no las únicas, que nos ayudan a crecer y aprender como personas. Por tanto su papel parece fundamental.
Pero la escuela hoy está un poco perdida entre un pasado aún no superado y un futuro incierto que no ofrece seguridad sobre lo que debemos aprender.
Si se me preguntara ¿cuál es el papel fundamental de la educación formal, de la escuela? Respondería que enseñar a las personas a vivir. Pues aunque parezca simple es demasiado complejo saber vivir. Saber llevar una vida con armonía en todos los ámbitos. Saber cuidar de sí mismo y de los demás, saber disfrutar de lo más hermoso de la vida, que son justamente aquellas cosas que no pueden ser compradas, solo encontradas por quien tiene sentido para hacerlo. Saber vivir y dejar vivir a los que están a tu lado. Saber ser y hacer felices a los demás.

Si la escuela enseñara a vivir, no sería necesario sufrir tanto el no saber vivir de los demás.

martes, 22 de enero de 2019

Yuval Noah Harari: "21 Lessons for the 21st Century" | Talks at Google

Comprender el mundo actual para saber que merece la pena enseñar y aprender en la escuela, creemos que es de gran importancia para entender qué currículum debe ser aprendido por los escolares.
Tengo la intención de traer a esta espacio para la reflexión sobre la educación, algunas de las voces más autorizadas en este campo.

Hoy os traigo a un pensador que creo que merece la pena ser escuchado.



In his new book, 21 Lessons for the 21st Century, the bestselling author turns his attention to the problems we face today. Here, he argues that ‘fake news’ is much older than Faceboo.





lunes, 7 de enero de 2019

Los cerebros ‘hackeados’ votan. No existe el libre albedrío.

La historia de humanidad es tan apasionante porque cada día descubrimos algo nuevo que nos inquieta y nos coloca en la incertidumbre de creer o no creer, de aceptar o no aceptar todo lo que nos aporta la ciencia y la tecnología. El artículo que os dejo a continuación, publicado por El país (España), es una muestra inquietante y poderosa de todo ello. El desarrollo de su contenido daría para un máster sobre el significado de democracia, tecnología y humanidad. 
Vale la pena una lectura reposada y profunda.

Algunas de las mentes más brillantes del planeta llevan años investigando cómo piratear el cerebro humano para que pinchemos en determinados anuncios o enlaces. Y ese método ya se usa para vendernos políticos e ideologías.

 Periódico El país.es

La democracia liberal se enfrenta a una doble crisis. Lo que más centra la atención es el consabido problema de los regímenes autoritarios. Pero los nuevos descubrimientos científicos y desarrollos tecnológicos representan un reto mucho más profundo para el ideal básico liberal: la libertad humana.
El liberalismo ha logrado sobrevivir, desde hace siglos, a numerosos demagogos y autócratas que han intentado estrangular la libertad desde fuera. Pero ha tenido escasa experiencia, hasta ahora, con tecnologías capaces de corroer la libertad humana desde dentro.
Para asimilar este nuevo desafío, empecemos por comprender qué significa el liberalismo. En el discurso político occidental, el término “liberal” se usa a menudo con un sentido estrictamente partidista, como lo opuesto a “conservador”. Pero muchos de los denominados conservadores adoptan la visión liberal del mundo en general. El típico votante de Trump habría sido considerado un liberal radical hace un siglo. Haga usted mismo la prueba. ¿Cree que la gente debe elegir a su Gobierno en lugar de obedecer ciegamente a un monarca? ¿Cree que una persona debe elegir su profesión en lugar de pertenecer por nacimiento a una casta? ¿Cree que una persona debe elegir a su cónyuge en lugar de casarse con quien hayan decidido sus padres? Si responde sí a las tres preguntas, enhorabuena, es usted liberal.
El liberalismo defiende la libertad humana porque asume que las personas son entes únicos, distintos a todos los demás animales. A diferencia de las ratas y los monos, el Homo sapiens, en teoría, tiene libre albedrío. Eso es lo que hace que los sentimientos y las decisiones humanas constituyan la máxima autoridad moral y política en el mundo. Por desgracia, el libre albedrío no es una realidad científica. Es un mito que el liberalismo heredó de la teología cristiana. Los teólogos elaboraron la idea del libre albedrío para explicar por qué Dios hace bien cuando castiga a los pecadores por sus malas decisiones y recompensa a los santos por las decisiones acertadas.
Para seguir leyendo visitar : El país.es

 

domingo, 16 de diciembre de 2018

¿Necesitas ayuda o colaboración para tu insititución educativa o escuela, para tus estudios, tus oposiciones, tu práctica cómo docente de cualquier nivel y no puedes pagar por ello? Aquí me tienes para ayudarte desinteresadamente.



¿Necesitas ayuda para desarrollarte como docente? ¿Trabajas en una institución educativa o escuela que crees que podría mejorar, pero no sabéis cómo hacerlo y por dónde empezar? ¿Eres un directivo escolar que quiere mejorar tus competencias profesionales y no sabes cuál es la mejor forma de hacerlo? ¿Sois profesores que queréis mejorar el trabajo colaborativo y no encontráis la fórmula? ¿Estás bucando compartir inquietudes o resolver dudas sobre la profesión más bonita del mundo, y no encuentras con quién hacerlo? ¿preparas oposiciones o éxamenes y necesitas orientación? ¿O quizás simplemente quieres conversar con alguien que le guste y le preocupe la educación?
Y, además, todo ello hacerlo de manera desinteresada, pues si estás en alguna de esas circunstancias. o en cualquiera otra similar en relación con la educación, aquí me tienes a tu disposición.
Te puedo ayudar online o para centros podemos ver la posibilidad de hacerlo presencial.

También me pongo a disposición de las asociaciones de padres y madres, para tratar de colaborarles en todo lo que necesiten y esté en mi mano. 

Y si conoces a alguien que esté en cualquiera de las situaciones anteriores y le informas te lo agradeceré.

Para ponerte en contacto conmigo, simplemente escribe a mi correo: pnavareno@gmail.com  y hablamos y acordamos cómo puedo ayudarte, por los costes no debes preocuparte no los hay. Simplemente necesito compromiso y dedicación en la tarea.

No es ninguna propaganda, es solo una persona que ha decidido tratar de ayudar en aquello de lo que sabe un poquito: la educación

Mi currículum profesional lo puedes ver pinchando aquí.

sábado, 25 de agosto de 2018

"La noria de la vida y la vuelta al cole"



La noria gira y pasa en cada vuelta por el mismo sitio, aunque el agua que mueve nunca sea la misma, pues cambia en cada ocasión.
Los cursos escolares son como una noria, aunque como ella, en cada momento mueve personas, ilusiones, frustraciones, anhelos, alegrías, etc., diferentes.
La percepción de lo vivido cada año, por cada uno, evoluciona con el paso de los años. Pero siempre parece que tenemos prisa porque los cursos acaben, unas veces por desear aprobar y pasar al siguiente nivel, otros años para pasar a la universidad, en otras ocasiones por terminar el trabajo para que lleguen las vacaciones, etc.
Pero al fin y al cabo tenemos prisa y esas prisas también se llevan por delante la vida que, por las urgencias y necesidades del momento, nos impiden, en demasiadas ocasiones, ser conscientes de lo que vivimos.
Por otro lado, como es habitual, por estas fechas, surge una mezcla contradictoria de sentimientos. Por una parte, surge en nosotros la tristeza del final de las vacaciones de verano, por el otro nacen nuevas ilusiones ante la perspectiva del nuevo curso, la alegría del reencuentro con los viejos compañeros, o el descubrir quiénes serán los nuevos, la curiosidad por las nuevas materias a estudiar, o simplemente la ilusión de lo nuevo.
Pero y ¿para qué vamos a la escuela? ¿para qué estudiamos? Las respuestas parecen obvias, pero yo las vincularía con el ámbito menos académico, con el de la vida misma. Porque si no vamos a la escuela para aprender a ser mejores personas, a saber encontrar y dar sentido a nuestras vidas, si no aprendemos a convivir en paz y en armonía consigo mismo y con los demás, si no logramos adquirir valores universales de respeto a los derechos humanos y sostenibilidad social, política y económica, y lo que buscamos es aprender a satisfacer necesidades materiales, o simplemente a alcanzar intereses materiales y económicos o para ejercer el poder, entonces no hemos entendido nada y deberíamos preguntarnos ¿para qué sirve lo que estudiamos?
La condición humana no conoce fronteras, las personas nos comportamos de modo similar en cualquier lugar del planeta, la cultura modela esos comportamientos y por ello reaccionamos de modos muy diferentes ante, por ejemplo, fenómenos y catástrofes. Recuerdo el caso del tsunami que sucedió en Japón que produjo el desastre nuclear de Fukushima en el año 2011, fechas no lejanas se produjo otro desastre por lluvias ocurridas en EEUU, en el estado de Nueva Orleans. Las imágenes de ambos hechos reflejan de manera palpable la conducta humana mediada por la educación y la cultura. Los japoneses aparecían en las noticas guardando colas inmensas sin alterarse lo más mínimo, pacientes, esperando quizás conseguir una garrafa de agua de los estantes vacíos del supermercado. En Nueva Orleans, las imágenes eran bien distintas, se saquearon todo tipo de tiendas y supermercados, la ola de barbarie y descontrol terminó con lo poco que las lluvias no arrasaron.
La enseñanza que podemos sacar es bien sencilla pero fundamental para entender la vida y la noria en la que vivimos. A todas las personas y países les suceden cosas muy parecidas, como dice Borges “las cosas que le ocurren a un hombre les ocurren a todos”, y lo que realmente nos diferencia es la forma en cómo respondemos, cómo reaccionamos ante lo que nos pasa. Unos son absolutamente reactivos y toda su vida se desarrolla en función de lo que hagan los demás, otros, tratamos de ser proactivos, mientras buscamos ser nosotros mismos.
Por tanto, la noria escolar es como la noria de la vida, ya que todos pasamos por situaciones escolares o académicas similares, la diferencia está en cómo afrontamos esa situación.
Algo parecido se podría decir de los que ejercemos como docentes, todos tenemos las mismas obligaciones y responsabilidades, pero unos las afrontan de modo rutinario y reactivo de acuerdo a lo que consideran que debe hacerse, es decir actúan con sus estudiantes en función de cómo hacen con ellos, y otros, simplemente se dedican a ayudar a sus estudiantes, con independencia de sus condiciones laborares o de cómo les tratan a ellos, pues los estudiantes nunca deben ser las victimas de lo que nos  sucede a nosotros, en nuestras condiciones laborales o en nuestras circunstancias personales. Aunque, no es menos cierto, que la realidad se ve superada por esta división en la forma de actuar y suele moverse entre la una y la otra. Por lo que lo importante es tratar de superar las circunstancias y obstáculos y buscar el bien común.
-->

sábado, 30 de junio de 2018

Cómo se puede aprender la sabiduría. Confucio


Las redes sociales son una tremenda fuente de imitación, sin ninguna exigencia de coherencia ni ética.

Por eso hoy, solo os quiero dejar una frase para pensar sobre nuestra noble tarea de enseñar.

"La sabiduría se puede aprender de tres formas: en primer lugar, mediante la reflexión, que es la más noble; en segundo lugar, mediante la imitación, que es la más fácil; y en tercer lugar, mediante la experiencia, que es la más amarga. 

Confucio (año 551aC al 479 aC).

Seguramente las tres están presentes en todos nuestros aprendizajes, por lo que lo más importante será saber en qué medida están presentes en cada caso.